fbpx

Los dioses murieron pero tenían poderes destructivos!

¿Dónde leemos que los dioses podían morir?

La mayoría de ustedes se habrá dado cuenta de que los ángeles de la Biblia eran de carne y hueso, no etéreos como la tradición de miles de años nos ha hecho creer.

Los demonios también eran de carne. La división entre buenos y malos entre ellos es probablemente un espejo del comportamiento cotidiano de la humanidad, una forma diferente de ver las cosas y las acciones de cada facción respectiva han llevado a una división y una moralidad entre buenos y malos.

Pero volvamos a estos seres carnales.

El Talmud en Chag.B 16a así es como los describe:

“Seis cosas se dicen de los demonios en tres son como los ángeles del servicio y en tres como los hombres: como los primeros tienen alas y vuelan de un extremo al otro del mundo, conocen el futuro, conocen los misterios pero detrás del velo mientras los hombres comen, beben, dan fruto, se multiplican y mueren.

Que mueran lo dice claramente la Biblia en el Salmo 82, en una asamblea de los Elohim a estas famosas entidades que habrían creado a los fundadores de la humanidad, se les recuerda que van a morir:

Dios se eleva en la asamblea divina en medio de los dioses.

¿Hasta cuándo juzgarás injustamente y apoyarás la parte de los malvados? Defiende al débil y al huérfano contra el pobre y al pobre, haz justicia.

Salva a los débiles y a los indigentes, líbralos de la mano de los malvados”, no entienden no quieren entender, avanzan en las tinieblas todos los cimientos de la tierra se estremecen.

Dije: «Ustedes son dioses, son todos hijos del altísimo y, sin embargo, morirán como todos los hombres, caerán como todos los poderosos.

Las alas simbolizadas por la tradición, en la descripción anterior, son para justificar algo que se mueve rápido en el aire.

Tertuliano ofrece su descripción en Apologeticum XXII, 8

«En un instante están en todas partes. El mundo entero está en un solo lugar para ellos, es tan fácil para ellos saber como anunciar lo que sucede en todas partes.

En la era sumeria también encontramos algunas entidades despegando, si en la Biblia hablamos de Elohim, los sumerios hablan de los Annunaki.

Aquí estamos hablando de un ataque simplemente devastador para la aniquilación de la ciudad de UR no solo por los ejércitos humanos sino también por la intervención Annunaki.

Cualquier interesado puede leer en este ENLACE la destrucción de la ciudad por decisión de los Anunna.

En las Lamentaciones de Ur la diosa Ningal huye, se aleja volando de su Templo, la destrucción ha comenzado.

«En sus lugares donde tenían lugar las fiestas de la tierra, el pueblo se extendía sin piedad.

La sangre en la tierra como bronce y plomo. . . . ;

Sus cadáveres, como grasa quemada, se han disuelto.

En la ciudad se abandonó a la mujer, se abandonó al niño, se dispersaron los bienes;

Las personas con cabezas negras dondequiera que pusieron sus cabezas fueron llevadas.

Su Señora como un pájaro volador partió de su ciudad;

Ningal como un pájaro volador partió de su ciudad.

Sobre todas sus posesiones que se habían acumulado en la tierra se colocó una mano inmunda”.

¡Ninurta desata el infierno!

Pero en este texto somos testigos de la destrucción de la ciudad a manos de ejércitos humanos, en cambio en el mito somos testigos de un ataque de un Anunna, de la excelencia, Ninurta, en el magnífico Lugal-e.

Aquí nuestro héroe acaba de recibir la noticia de que cierto Asag está buscando, y de hecho lo está logrando, apropiarse de su reino en su ausencia.

En este momento Ninurta se encuentra en casa de Enlil con todos los demás Anunnaki en un banquete, acaba de recibir la noticia y furioso decide irse de inmediato.

Fíjate en el comportamiento de otros que desaparecen en muy poco tiempo como si ya supieran que se desataría el infierno:

«El héroe golpeó el muslo con los puños, los dioses se dispersaron:

los Anunna, como un rebaño, huyeron hacia el horizonte,

75 el señor, al ascender, tocó el cielo.

Cuando Ninurta se acerca a la batalla, (su) pecho se hincha

[igual a una milla;

rugió como una tormenta, montó los ocho vientos (porque

[ir] hacia la tierra rebelde;

recoge flechas con sus brazos,

el arma-Mitum abrió sus fauces contra el KUR:

80 el arma devora a todos los enemigos juntos.

Ninurta ató el viento malo y el viento del sur a su arco, y colocó el arma del Diluvio a su lado:

ante el héroe avanzaba el poderoso e irresistible diluvio; el polvo (mientras se mueve) sube, el polvo se hunde;

85 (la tempestad) aplana las alturas, derriba las cañas,

lluvias de alquitrán, fuego ruge, fuego devora hombres;

(la tormenta) corta árboles gigantescos hasta las raíces, adelgaza i

[bosque;

la tierra se llevó las manos al pecho, gritó de dolor;

¡El Tigris estaba conmocionado, movido, fangoso y turbio!

b) el ataque: ll. 90-108

tercero

90 (Ninurta) en la nave-Makarnunta’ea avanzó para dar guerra,

su gente, sin saber a dónde ir, comienza a construir

[muros del recinto,

los pájaros locales intentaron volar, pero sus alas

[permaneció unido a la suelo;

la tempestad golpeó también a los peces hasta lo más hondo (del abismo),

[y comenzaron a jadear,

golpeó el ganado de la estepa, los asó hasta que estuvieron hechos

[convertirse en langostas,

95 fue precisamente la inundación que rompe, arruinando desastrosamente el KUR.

Si te ha gustado el artículo, compártelo.

Gracias Cesare Valocchia

Cesare Valocchia

Cesare Valocchia nació en Roma en 1970. Técnico experto en telecomunicaciones con cursos especializados en fibras ópticas y transmisión de datos a sus espaldas, cultiva dos pasiones: el voluntariado y la ufología. Instructor de maniobras de reanimación cardiopulmonar para adultos y niños, recopiló sus experiencias como voluntario sobre los medios del servicio nacional de emergencias sanitarias 118 en Roma en un libro electrónico titulado «No me des las gracias«. Su lema es: Ayudar a los que sufren es el mejor pago. Desde principios de los 90 se ocupa de avistamientos y desde 2011 se ocupa personalmente del sitio de ufología www.myuforesearch.it del que es responsable. Su investigación sobre el vínculo entre las apariciones marianas y el fenómeno OVNI está disponible en su sitio web. Es miembro del Cun (Centro Nacional OVNI), en cuya revista oficial se publicó su estudio sobre objetos voladores no identificados en Medjugorje en mayo de 2017.

Deja una respuesta