fbpx

Masaru Emoto siempre lo ha apoyado, el agua escucha.

Quién es Masaru Emoto.

Masaru Emoto es un científico que ha estudiado las moléculas de agua durante mucho tiempo. El doctor Emoto comenzó a analizar el agua presente en la naturaleza tomando la de ríos, lagos, glaciares de todo el planeta, la congeló y analizó los cristales que forma bajo un microscopio.


¿Qué notaste? que se compone de bellas estructuras y feas, simétricas y asimétricas armónicas y desarmonizantes.

Las feas estructuras correspondían a las de agua proveniente de fuentes contaminadas, pantanos, agua tratada con químicos, etc. Mientras que las estructuras más hermosas eran las provenientes de puros manantiales de montaña. ¿Porque? Debido a que el agua es como una cinta magnética líquida, es capaz de escuchar y registrar de forma muy sensible la información energética que recibe del entorno con el que entra en contacto, las palabras escritas y las intenciones.


El agua cristalizada y fotografiada sometida a bellas palabras, pensamientos positivos y oraciones, pero esto lo veremos más adelante forma hermosos cristales como los de los copos de nieve, mientras que el agua sometida a malas palabras presenta cristales amorfos desprovistos de armonía.


Las emociones negativas, las palabrotas y la música rock contienen frecuencias bajas, mientras que las palabras dulces y amorosas y la música clásica contienen frecuencias altas.

En la base de estas dinámicas se encuentra la teoría de los campos morfogenéticos así como la teoría de la coherencia electromagnética cuántica (QED) que se basa en el concepto de resonancia en el que se forma una especie de armonía vibratoria en el agua entre las moléculas que la componen. a un campo electromagnético, gracias a esta correlación, se forma una estructura denominada dominio de coherencia, capaz de absorber energía con un alto contenido cuántico del entorno.


Pero, ¿qué es particularmente capaz de cargar agua? Oración. Sea lo que sea, hacia un dios o el universo, esta experiencia tiene dentro de sí las vibraciones de sentimiento y emoción que acompañan a la palabra, la resultante es una vibración capaz de intervenir sobre la materia modificándola. El agua sometida a la oración genera hermosos cristales. El sacado de los lugares sagrados está lleno de energía.
El agua bendita ha generado muchas curaciones y es la primera guarnición utilizada durante los exorcismos.

Ahora una reflexión: el cuerpo humano está compuesto en un 70% de agua, quiere decir que cuando piensa y dice que modifica el campo morfogenético del agua, esto deja una huella tanto para bien como para mal, las palabras operan y nada queda sin efecto.
La materia es energía, las partículas subatómicas llamadas «cuantos» constituyen ladrillos de energía que vibran a ciertas frecuencias, incluso si las palabras no matan pueden crear las condiciones para modificar un organismo para bien o para mal.


Así que tenga cuidado de lanzar maldiciones e insultos, pero usamos frases de amor para traer armonía a la creación.
Pero ahora quiero mostrarte este experimento que hice con frijoles. Preparé 3 frascos vacíos en los que, como hicimos en el colegio, puse algodones y frijoles.


En cada frasco de vidrio escribí frases, en las primeras frases de amor, en la segunda también en la tercera frases de odio, luego regué los frijoles a diario con la misma cantidad de agua, en particular el segundo frasco con frases de ‘amor fue regado con agua bendita de Lourdes (tenía casi 30 años) pero ahora mira frasco por frasco.

(El video es en italiano)


El primero de la izquierda con palabras de amor muestra una planta exuberante. Pero mire el segundo con las palabras de amor a su alrededor porque fue regado con agua bendita, el increíble crecimiento de las plantas es aún más riguroso, ¿no es así? Trae ahora el frasco con las malas palabras escritas, ¡muestra moho! ¡Tiene moho! Extraordinario, ¿no?

Cesare Valocchia

Cesare Valocchia nació en Roma en 1970. Técnico experto en telecomunicaciones con cursos especializados en fibras ópticas y transmisión de datos a sus espaldas, cultiva dos pasiones: el voluntariado y la ufología. Instructor de maniobras de reanimación cardiopulmonar para adultos y niños, recopiló sus experiencias como voluntario sobre los medios del servicio nacional de emergencias sanitarias 118 en Roma en un libro electrónico titulado «No me des las gracias«. Su lema es: Ayudar a los que sufren es el mejor pago. Desde principios de los 90 se ocupa de avistamientos y desde 2011 se ocupa personalmente del sitio de ufología www.myuforesearch.it del que es responsable. Su investigación sobre el vínculo entre las apariciones marianas y el fenómeno OVNI está disponible en su sitio web. Es miembro del Cun (Centro Nacional OVNI), en cuya revista oficial se publicó su estudio sobre objetos voladores no identificados en Medjugorje en mayo de 2017.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *