fbpx

La historia de un avistamiento hace mil años en China

Shen Kuo, un científico chino muy famoso, escribió que durante el reinado del emperador Renzong (1022-1063 d.C.) un objeto brillante como una perla voló sobre la ciudad de Yangzhou por la noche, y fue visto y descrito previamente por los habitantes de Anhui y luego de los de Jiangsu.
Shen obtuvo el testimonio directo de un hombre que vio el curioso objeto cerca del lago Xingkai, diciendo que;

Paso tomado de; «Ensayos de Dream Pool», capítulo; «Strange Happenings» Dong (2000), 69–70:

«…opened its door and a flood of intense light like sunbeams darted out of it, then the outer shell opened up, appearing as large as a bed with a big pearl the size of a fist illuminating the interior in silvery white. The intense silver-white light, shot from the interior, was too strong for human eyes to behold; it cast shadows of every tree within a radius of ten miles. The spectacle was like the rising Sun, lighting up the distant sky and woods in red. Then all of a sudden, the object took off at a tremendous speed and descended upon the lake like the Sun setting.»

Traducción;

«… la» puerta «se abrió, y un torrente de luz salió tan fuerte que parecía provenir del mismo Sol. Luego, la otra concha, del tamaño de una cama, se abrió y una perla del tamaño de una puño que iluminaba el interior de un blanco plateado. La luz intensa era demasiado fuerte para ser observada por el ojo humano; lo suficiente como para proyectar sombras de los árboles en un radio de diez millas. La luz era similar a la que emanaba del sol al amanecer, que ilumina el cielo lejano y los árboles en rojo. Entonces, de repente, el objeto se alejó con una velocidad increíble, descendiendo en el horizonte del lago, como el sol ”.

Shen continuó en la historia, afirmando que Yibo, un poeta de Gaoyou, incluso escribió un poema sobre la «Perla». Después de ser vistos por los habitantes de Fanliang en Yangzhou, agrega Shen, erigieron un «Pabellón en la Perla», hacia el cual los hombres comenzaron a vagar con la esperanza de ver también el gran y misterioso objeto volador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *